Palacio Clavijero, Morelia

Enero (12)

Si se quiere hablar de un sitio con historia no se puede menos que apelar a ella, es decir a los datos que corresponden a su biografía. No hay posibilidad alguna de que una mirada subjetiva pueda dar cuenta de todo lo que implica estar en un sitio así. Entonces digo que el Centro Cultural Clavijero es un antiguo e importante recinto de la época del virreinato de Nueva España y por sus características arquitectónicas forma parte relevante del patrimonio catalogado en la declaratoria del Centro Histórico de Morelia (el cual consta de 1.113 sitios y monumentos) como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1991. Como se ve, lo subjetivo ya no importa.

Anuncios

Cuitzeo, Michoacán

Enero (10)

El refectorio se encuentra maravillosamente decorado con frescos diversos. En el cielorraso hay cruces y hexágonos y en las cuatro paredes cintas de filigranas enmarcan textos en latín. Sobre una de las paredes aún perdura un fresco donde se pueden ver a trece figuras, lo que nos lleva a pensar en Jesús y los doce apóstoles; aunque ya no es posible reconocer a cada uno de ellos. En las puertas que dan al patio hay diseños abstractos y sobre el dintel de una de las puertas el espíritu santo en su clásica forma de paloma parece descender de un cielo algo nublado sobre quien pasa bajo él.

Guanajuato, Guanajuato, México

Enero (9)

Es un lugar común decir que México es un sitio mágico o que es misterioso o que es único o… cualquier otro adjetivo similar; pero si bien cualquiera de esos adjetivos es cierto en un todo, más aún lo son aplicados a un sitio como Guanajuato, donde pueden encontrarse túneles kilométricos que podrían marear al más avezado viajero, o momias centenarias o modernas universidades. También una simple esquina puede ser mágica en este sitio donde se aúnan lo tradicional con lo moderno y donde al darle la vuelta uno puede encontrar una catedral barroca o el telescopio más moderno de México. Eso es mágico o misterioso o cualquier otro adjetivo que queramos usar para el caso.

Después de la tormenta

Enero (8)

El huracán amenazó durante varios días con diferentes grados de fuerza. Cuando al fin llegó lo hizo con la energía suficiente como para provocar destrozos varios a lo largo y ancho de la ciudad. Durante un paseo casual unos días después todavía podían verse algunos ejemplos curiosos del paso de la tormenta. Un bote descansando sobre su costado en la playa, lejos del puerto donde habitualmente se encontraba, no parecía ser suficiente como para llamar la atención de Donna, quien parecía más interesada en una gaviota o algo así.

Volcán Paricutín, Michoacán, México

Enero (7)

Si de algo no podemos estar seguros más que de una manera aproximada, es de la edad de las montañas, de los volcanes, de los lagos, de las cascadas. Pero en este curioso caso sí puede establecerse la edad exacta de este volcán: setenta y cinco años. Nació, de hecho, el 20 de febrero de 1943. Ese día cambió la vida a los habitantes de la meseta Purépecha ya que el volcán sepultó a dos pueblos vecinos: Paricutín (de donde toma el volcán toma el nombre) y San Juan Parangaricutiro. Por fortuna para todos, el campesino Dionisio Pulido dio el aviso con tiempo suficiente como para que ambos pueblos pudieran ser evacuados.

Aldaba

Enero (6)

Sobre un fondo que imita a una pintura abstracta (no sólo la naturaleza imita al arte, también el tiempo parece querer hacerlo) la aldaba recuerda que tuvo mejores momentos, momentos en los que era usada para algo tan importante como es la comunicación entre dos personas ¿Quién podría pensar que esta aldaba era algo así como el whatsapp de su época? Ahora sólo mira pasar a las personas, al tránsito y a las sombras alargarse a lo largo del día como un jubilado en un banco de una plaza; y todo ello sobre el fondo de una pintura abstracta.

Frescos

Enero (5bis)

El convento comenzó a construirse en 1550 y se terminó cien años después; en qué momento se pintaron estos frescos es algo que no pude averiguar, pero son de los pocos que sobrevivieron al paso del tiempo. Se encuentran en el techo curvo de un largo pasillo que une las antiguas habitaciones de los monjes con el ábside donde se encuentra el órgano y donde aún pueden verse las bancas de madera donde se realizaba algún tipo de cónclave o reunión de importancia. Los otros frescos del lugar se han ido deteriorando con el paso del tiempo; pero éstos permanecen y nos vigilan desde las cóncavas alturas.

Javier Marín en Morelia

Enero (5)

Así deberían vestirse las calles de todas las ciudades pero, ante la imposibilidad de que esto vaya a ocurrir alguna vez, lo mejor es ir armado con el propio arsenal de estatuas, imágenes, poemas o lo que sea necesario para engalanar cada sitio por el cual vayamos a pasar. A veces tenemos que ser los creadores activos de la belleza con la cual nos vayamos a cruzar e ir colocando las cosas en su lugar, por importancia y necesidad.

Tango

Enero (4)

«Silencio en la noche / ya todo esta en calma / el músculo duerme / la ambición descansa» dice el tango y uno siente la poesía en la piel mientras recorre la calle vacía y mojada, mientras se regresa a casa para ser uno más en ese descanso; ser uno más en el silencio y en ese olvido momentáneo que es el sueño de cada noche. Mientras tanto, uno observa la calle vacía y sabe que no es uno más, sino que es el único que le da vida a esa imagen que, de otro modo, pasaría desapercibida y olvidada para siempre.