Buenos Aires, sobre el río

Agosto 2018 (8)

 

Como era domingo, el dinosaurio permanecía allí, dormido, como asoleándose, indolente pero aún poderoso. La ciudad de contrastes sólo paseaba entre sus piernas sin casi prestarle atención, al menos hasta el día siguiente, cuando un ritmo ajeno lo obligara a ponerse en marcha y a vaciar a ese otro mosntruo que traería objetos o comida —seguramente alguna cosa inútil que nadie necesitaría pero por la que se pagaría mucho dinero por ella— y que luego sería nuevamente cargado para que, casi en silencio y como con desgano, cruzara el mar para perderse en las manos de otro dinosaurio de otra lengua y latitud.

Anuncios

2 respuestas a “Buenos Aires, sobre el río

    1. Gracias, Julie; me emociona tu comentario (hoy tengo un día donde las emociones brotan por todos lados; no sé por qué –bueno, tengo una ligera idea, debo reconocerlo–). Gracias por tus palabras y por estar aquí.

      Abrazo apretado.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s